julio 20, 2005

Neruda, Huidobro, la Mistral, Nicanor Parra, Tellier y la intelectualidad.

A veces me ocurre que algunos amigos, al ver mi libros de Neruda, me dicen: yo no leo mucho a Neruda. Yo les digo que no se pueden quedar con la primera parte, es decir, los 20 poemas de amor y la cacha de la espada, pero en el fondo estoy pensando que son unos tarados porque, como se puso "de moda" renegar de este gran poeta, siguen la tendencia nomás, y no se acuerdan de aquella frase que me hace parar los pelos: "Sube a nacer conmigo hermano".

Que uno hable de Huidobro ya es distinto, porque la cagaste para ser intelectual. Debo reconocer que lo único que tengo de él es Altazor, y me encanta. ¿Por qué es ser más intelectual renegar de Neruda y hablar maravillas de Huidobro? Porque este último se fue del país, a París para más remate, y hasta Picasso lo dibujó. Osea, y sólo osea, eres más intelectual.

A la pobre Gabriela Mistral nadie la entiende. Su poesía es oscura, según mi punto de vista, pero es premio Nobel y todos nos sabemos "...piecesitos de niños azulosos de frio, como os ven y no os cubren, Dios Mio..." Aunque ella escribió: "Estoy metida en la noche/de estas raíces amargas/ciegas, iguales y en pie/que como ciegas, son hermanas". Pero entre los intelectuales no se nombra la Mistral.

Nicanor Parra es cuento aparte. Me da risa/verguenza/pena la actitud hacia su persona desde que está "de moda".

Jorge Teillier es mi favorito, después de Neruda. Claro que después de leerlo un rato me baja la angustia.

Despedida. (extracto)

Me despido de mi mano
que pudo mostrar el paso del rayo
o la quietud de las piedras
bajo las nieves de antaño.
...
Me despido de la memoria
y me despido de la nostalgia
-la sal y el agua-
de mis días sin objeto.

y me despido de estos poemas:
palabras, palabras -un poco de aire
movido por los labios- palabras
para ocultar quizás lo único verdadero:
que respiramos y dejamos de respirar.

Altazor, Canto I (extracto).

Altazor, ¿por qué perdiste tu primera serenidad?
¿Qué angel malo se paró en la puerta de tu sonrisa
Con la espada en la mano?
¿Quién sembró la angustia en las llanuras de tus ojos como el
adorno de un dios?
¿Por qué un día de repente sentiste el terror de ser?


Como que me fui en la intelectual. ¿O me faltó Coehlo, Isalbel Allende, Marcela Serrano?

5 comentarios:

garganta de lata dijo...

me paseo por blogs y hay un deseo importante por hablar de la intelectualidad. Será deseo o dejar en claro que uno no habla de trivialidades o que se pasa el día resolviendo preguntas trascendentales? ¿qué diablo es eso?, claro lo más probable es que entre en la lista de preguntas gueonas.
Pa mi es mas intersante cuando tus historias se mezclan con tus dominios literarios.
Mira y sin querer me respondí sólo lo de la intelectualidad.
Nos Leemos

oscarmolina dijo...

tengo k poner este estracto de un poema de benedetti se k no biene al caso pero me esk me encanta,

Rostro de vos

Tengo una soledad
tan concurrida
tan llena de nostalgias
y de rostros de vos
de adioses hace tiempo
y besos bienvenidos
de primeras de cambio
y de último vagón.

Tengo una soledad
tan concurrida
que puedo organizarla
como una procesión
por colores
tamaños
y promesas
por época
por tacto
y por sabor.

FuriosaCanifru dijo...

Que gueno verte, Oscar!!!

La senda dijo...

: ) veo que te gusta Nerudda, me alegra....quizás ponga algo algún dia.


referente a coehlo ya te expliqué en el blog

un saludo desde Alicante - España

doryangray dijo...

estoy muy de acuerdo con usted, debo si ser muy sincero, nunca he sido amante de la palabra casi erótica de nerdua, aun así lo admiro demasiádo, pero de gabriela mistral es todo mi amor, tienes razón al definirla como oscura, muxas personas no saben más alla de los poetas y la vacuidad con que toman sus nombres a veces sino es que siempre, es torpe, amo a grabriela mistral, es mi gran maga, poderosa en sus conjuros de letras, de amor y decepción, de calor y pasión, creo que de algún modo me siento reflejado en ella, extraño no, me encanto tu blog, es certero tanto que asusta, adiossssss