octubre 13, 2005

De porqué me separé (primera parte)

La mujer al marido, absorto en la televisión: "no necesitas tomarte la molestia de seguir gruñendo: sí querida, no querida. Hace diez minutos que he dejado de hablar."


Porque nunca comprenderán a los demás quienes no se han escuchado a sí mismos; ni podrán ver la realidad de los demás quienes no se han explorado a sí mismos. El perfecto oyente te escucha aunque no digas nada.

2 comentarios:

xiao mei dijo...

concuerdo contigo en que hay seres que son capaces de escuchuar aunque pareczca lo contrario, no dicen palabra alguna y hasta se ven hermeticos, pero siempre estan atentos. tambien es cierto que hay quienes no saben escuchar su voz interior y buscan quienes puedan traducir sus pensamientos.
En lo personal creo que tengo una mezcla de ambos.
Me gustaria ser mas como es mi marido MEMENTO a los dos minutos olvido todo, lo que le dije , lo que el dijo, TODO. Admito que he tenido que lidiar con eso, pero el es feliz...el mundo lo maravilla todos los dias con cosas que ya estan gastadas para mi

saludos

Pablillous dijo...

te vine a ver...

besos