septiembre 07, 2005

La Parábola del Hijo Pródigo.

Tengo que decir esto: este es mi blog, y escribo la gueá que quiero, ¿onofre? Pero también debo decir que ese día andaba con la cabeza pal gato y por eso esa canción, por la letra. Y debo decirles, queridos lectores (saaaaaaaaaaalta pa'l lao), que no es bueno que no sepan inglés, y si necesitan que alguien les enseñe, acá está la Furiosa para que aprendan lo que es: this is the pencil, close the door, Have you ever been in Hungary?, There are many beatiful countries in the world, How did Grandma amuse the children?, por sólo dar unos ejemplos. A los únicos que les acepto críticas: propenso depresivo, garganta y yo pienso y no aprendo.

Fuera de bromas, gracias por los comentarios. Cuando vi: 17, puta que me puse contenta. Gracias gracias gracias gracias por leerme y gracias de nuevo.

Hoy día a un grupo de amigos les conté una anécdota y se cagaron tanto de la risa que las quiero compartir con ustedes, pero no es cualquier anécdota, tiene su enseñanza, no se crean que la guea es así nomás.

Hace unos años atrás para variar yo andaba con crisis existencial y depre (ahora estoy sin depre, pero con crisis existencial, pero eso ya lo tendré de por vida), y se me ocurre ir a un retiro espiritual a una casa hermosísima que tienen los Jesuitas en la comuna de Padre Hurtado. Era semana santa, en aquella época (puta, tenía como 27 años?) yo fumaba mucho y andaba muy angustiada.

El Jesuita a cargo del retiro es español y se llama José María. No sé si alguien cacha a los Jesuitas, pero merecen todo mi respeto por lo estudiosos que son, visionarios y humildes. Un día el padre José María nos cuenta que él hacía clases de religión en España a unos niños de 7 años y él les lee la parábola del hijo pródigo y les da de tarea que escriban lo que entendieron.

Si no saben de qué cresta estoy hablando, acá está: "Un hombre tenía dos hijos. El más joven de ellos dijo a su padre: Padre, dame la parte de la herencia que me corresponde. Y les repartió los bienes. No muchos días después, el hijo más joven, reuniéndolo todo, se fue a un país lejano y malgastó allí su fortuna viviendo lujuriosamente. Después de gastar todo, hubo una gran hambre en aquella región y él empezó a pasar necesidad. Fue y se puso a servir a un hombre de aquella región, el cual lo mandó a sus tierras a guardar cerdos; le entraban ganas de saciarse con las algarrobas que comían los cerdos; y nadie se las daba. Recapacitando, se dijo: ¡cuántos jornaleros de mi padre tienen pan abundante mientras yo aquí me muero de hambre! Me levantaré e iré a mi padre y le diré: padre, he pecado contra el Cielo y contra ti; ya no soy digno de ser llamado hijo tuyo; trátame como a uno de tus jornaleros. Y levantándose se puso en camino hacia la casa de su padre.Cuando aun estaba lejos, lo vio su padre y se compadeció; y corriendo a su encuentro, se le echó al cuello y lo cubrió de besos. Comenzó a decirle el hijo: Padre, he pecado contra el Cielo y contra ti; ya no soy digno de ser llamado hijo tuyo. Pero el padre dijo a sus criados: pronto, sacad el mejor traje y vestidlo; ponedle un anillo en la mano y sandalias en los pies; traed el ternero cebado y matadlo, y vamos a celebrarlo con un banquete; porque este hijo mío estaba muerto y ha vuelto a la vida, estaba perdido y ha sido encontrado. Y se pusieron a celebrarlo.El hijo mayor estaba en el campo; al volver y acercarse a casa oyó la música y los cantos y, llamando a uno de los criados, le preguntó qué pasaba. Este le dijo: Ha llegado tu hermano, y tu padre ha matado el ternero cebado por haberle recobrado sano. Se indignó y no quería entrar, pero su padre salió a convencerlo. El replicó a su padre: Mira cuántos años hace que te sirvo sin desobedecer ninguna orden tuya, y nunca me has dado ni un cabrito para divertirme con mis amigos. Pero en cuanto ha venido este hijo tuyo que devoró tu fortuna con meretrices, has hecho matar para él el ternero cebado. Pero él respondió: Hijo, tú siempre estás conmigo, y todo lo mío es tuyo; pero había que celebrarlo y alegrarse, porque ese hermano tuyo estaba muerto y ha vuelto a la vida, estaba perdido y ha sido encontrado"(Lc).

Al otro día llegaron los niñitos y leyeron lo que entendieron de la parábola, y uno de ellos dijo: "Había una vez un papá que tenía dos hijos. Uno le pidió plata y se fue y la gastó, y el otro se quedó viviendo con él y lo ayudaba a trabajar. Un día estaban los dos trabajando y levantan la cabeza y ven al hijo de vuelta, con la cabeza gacha, y el padre le dice a su hijo trabajador: hijo, anda a la bodega, trae palos porque le vamos a dar una lección a tu hermano. Entonces padre e hijo le pegaron con los palos, y cuando él entendió la lección, mataron a un carnero para celebrar que él había entendido".

¿Saben lo que nos dijo el padre José María? ¡Esa es la verdadera parábola del hijo prodigo! Y una , estudiosa toda la vida en un colegio de curas y siempre encontrando injusto que se celebrara al peor, entendí.

Eso nomás por ahora. ¿Les dio risa?

14 comentarios:

jaimePL dijo...

Pulenta furiosa...
jojojo...me dio risa que preguntaras si nos dio risa. Pero me dio como risa perna...así po, jojojo.

Yo se que furiosa está renovando aires, asi que me imagino que las alegrías son siempre bienvenidas. Tengo un plan cabros...como furiosa se puso feliz con los comments vemos que la intensidad de esta alegría es proporcional a la cantidad de comentarios. Ya lolos y lolas...reventemos esta cosa a puros comments. "Yo pienso", te pido apoyo para la gestión...vo te preocupai de los pares y yo de los impares...cuando veí que la cosa quedó en impar te preocupai que quede par, y yo al revés. Por lo tanto tenderá a infinito el número de comments hasta que furiosa escriba un nuevo post.

Vamos, por la liberación de la risa de furiosa...quién sabe, tal vez el día de mañana se cambia a risueña canifrú.

Saludos dueña de casa y visitantes.

jaimePL dijo...

Estoy cachando que furiosa se va a enojar conmigo.

FuriosaCanifru dijo...

¿Cómo me voy a enojar con vo? Lo único que te tengo es envidia, oye rajúo.
Jamás voy a ser RisueñaCanifrú, poh loco.
Si igual reclamo por todo.

GALO dijo...

Hola querida Frú.

Sobre lo del inglés en nuestros compatriotas, un chiste que leí ayer:

A una entrevista de trabajo acuden un italiano, un francés y un chileno. El requisito para el trabajo es saber inglés, y para probar sus conocimientos les piden aramar una frase con tres palabras: green, pink and yellow.

Comienza el italiano:
I wake up in the morning and i see the green grass, the yellow sun and I drink a pink juice.

El francés:
When I wake up, I go to the kitchen and open my green Limon Soda, after that eat a yellow cheese and dress my pink sweter.

El Chileno:
I wake up in the morning and I hear the telephone... green, green, green... I PINK up the phone and say: Yellow!


Sobre la parábola:
Lo que según yo quiere decir, es que el compadre que se fue de paseo a malgastar la plata, se dio cuenta que estaba puro hueviando y se tragó su orgullo y volvió, es más difícil que no haberse ido nunca. Y a su modo, es una forma de decir que si has estado por el camino incorrecto, no importa, Dios te recibe de vuelta de nuevo.

Saludos.

Rodrigo Valenzuela H. dijo...

Uff, no te leía desde el primero de este mes, hubo posteos que me dejaron pa'dentro, como "Pequeña historia", y otros como la lírica de "where is my mind" que me alegró caleta (pero eso es porque la relaciono con estar tirado con mi nena en una isla semitropical con ese tema de fondo)
Lo de neruda me lo salté... me cae mal, aunque escribió bien.
Esto de las parábolas me gustaban de pequeño (de catesismo) pero me gustaban porque quería saber la enseñanza, el mensaje oculto... en too caso yo también hubiese recibido con un buen par de palos al hijo putero!!! jajaja.

marlencita dijo...

jajaja y ja... me dió risa que preguntaras, pero esta buena la talla.

Se te siente más contenta y me da gusto.

(no pienso resignarme!! gracias)

SERGINHO® dijo...

que buena parabola.. y la explicacion del niño fue mejor...
notable.. y claro que me he reido..

cariños¡¡

Kasuro dijo...

Se merecía un PLOP gigante al final!...jajajaja

Pero bah, los niños, libres de toda reflexión censurada, a veces salen con frases pal bronce... Con una sabiduría tan fluida - y pura- que simplemente dan como resultado en el "adulto" una risa nerviosa....

onda...

"tsss... de adonde chucha sacó eso???"

Buen blog el tuyo...

Estaré dando vueltas por aquí...

Saludos

JUAN CARLOS dijo...

jajajajajajaja acabo de leer este post en voz alta para que lo escucharan mis compañeros de oficina. ¡Gracias por alegrarnos el dia!

...todavía nos reímos :D

Salu2

chica canifru dijo...

a ver? aqui la que alegra a furiosa soy YO.
RAJÚO:si es mi abogada,cuidaito con quitarme el puesto,imposible que sea risueña,con cueá "amage de risa canifru"
Siempre tan pulenta mi hermana.
Oye cabra de mierda,¿no me habias contado esa...?

propenso dijo...

Jaajaja, me rio dle niño porque la parabola en si es fome, se dan cuenta que si ciertas cosas las tergiversamos es mejor.
la parabola no me gusta, premian al carretero, al que se tomo y lujurio con la plata, y al bueno que, o supuesto bueno, en todo caso yo soy el bueno, el que trabaja y toda la onda, aunque de repente me voy de farra pero no con plata d emis viejos sino que mia pues, pa eso junto.

Gracias por aceptar mis criticas, se da cuenta de que me entretiene mas sus historias que los poemas.
la quiero mucho mi niña y que bueno que este bien, yo estoy en semana ociosa jajaja.

garganta de lata dijo...

buena historia, pero parece que los padres sienten ciertaq inclinación por el hijo pagano.
Miro a mi abuela y aún no puedo entender como defiende tanto a su hijo pastel, pobre que alguien diga algo mal de su hijo.
Perdon furiosa por no comentarte mas, es que hoy de verdad ando con la mierda hirviendo con tanta toxicidad que me toca ver, escuchar y tragar.
yao nos vemos

Pablillous dijo...

me rei, pero ams me puse algre, por ver que no estas tan fuuriosa hoy..je je


abrazos

FuriosaCanifru dijo...

Galo: el chiste está de antología.
My dearest lover garganta: ¿que onda le pasa que anda así?
Y vo rajúo, si te ries como perno, ese es tu problema...
Gracias por leerme, de verdad y con umirdá lo digo.