agosto 20, 2005

Ya me fui a la mierda de nuevo.

No hay caso conmigo. Vuelvo atrás. ¿O adelante? Y este día de mierda nublado, todo gris. ¿Por qué rechucha me tengo que cuestionar todo? Puta, debería ser como las misses, que mi ídolo fuera el Papa, que siempre imaginé mi vestido de novia soñado, que siempre supe por donde debía ir y con quien no estar, y mi vida sería gimnasio, solarium, "los niños", las vacaciones en algún lugar top, "el gordo" y actividades para "ganarme un pedacito del cielo".

Arthur Rimbaud Una temporada en el infierno (fragmento)

" Antaño, si mal no recuerdo, mi vida era un festín en el que todos los corazones se abrían, en el que todos los vinos se escanciaban. Una tarde, me senté a la Belleza en las rodillas. - Y la encontré amarga. - Y la cubrí de insultos. Me armé contra la justicia. Escapé. ¡Oh brujas, miseria, odio: a ustedes se les confió mi tesoro! Logré que se desvaneciera en mi espíritu toda la esperanza humana. Sobre toda alegría, para estrangularla, salté como una fiera, sordamente. Llamé a los verdugos para, mientras perecía, morder las culatas de sus fusiles. Llamé a las plagas para ahogarme en la arena, en la sangre. La desgracia fue mi dios. Me tendí en el lodo. Me dejé secar por el aire del crimen. Y le hice muy malas pasadas a la locura. Y la primavera me trajo la horrorosa risa del idiota. Ahora bien, últimamente, habiendo estado a punto de soltar el último ¡cuac!, se me ocurrió buscar la clave del antiguo festín, en el que había, quizá, de recobrar el apetito. La caridad es esa clave. - ¡Semejante inspiración demuestra que todo fue un sueño! "Seguirás siendo hiena, etc.", exclama el demonio que de tan amables adormideras me coronó. "Gana la muerte con todos tus apetitos, y tu egoísmo, y todos los pecados capitales." ¡Ah! Ya he aguantado demasiado: - Pero, querido Satanás, te lo suplico, menos irritación en la pupila. Y mientras van llegando las pequeñas cobardías que faltan, para ti, que tanto valoras en el escritor la carencia de facultades descriptivas o instructivas, arranco unas cuantas páginas repelentes de mi cuaderno de condenado. "

10 comentarios:

Yo pienso y no aprendo dijo...

Como dice el dicho... Si te sientes bien, no te preocupes!..pronto se te pasará.

Yo pienso y no aprendo dijo...

Perritos con la cabeza agachada como pidiendo perdón... Me emocionó eso. Nadie lo hubiese podido explicar mejor.

Dianna dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Cazador Oculto dijo...

" y la encontre amarga"
siempre me ha llamado mucho la atencion ese poema del rambo (sic)
No se preocupe asi es la vida.

GALO dijo...

ese Rambo si que era un hijo de puta. Irse a Africa después el marica, a traficar armas... que mal habla eso del mundo.

FuriosaCanifru dijo...

Yo creo que lo más terrible de "Una temporada en el infierno" es precisamente esa frase: me senté a la Belleza en las rodillas y la encontré amarga". Cresta, con razón era maldito.

gallardo dijo...

Una tarde, me senté a la Belleza en las rodillas. - Y la encontré amarga, Y la injurie, diría una mejor traducción.
pero no te engañes, no es que haya encontrado que la belleza era amarga, sino que descubrió que la belleza es la realidad, por eso la injurio, porque permanece oculta a los ojos de los incautos haciendose pasar por cool, y todos la ven así y la ensalzan, cuando en realidad vale mas en tus rodillas como una puta joven, como un amante tierno, como un amor maduro, a los que puedes enfrentar de igual a igual.
Ese es el poema, la belleza ante ti, de igual tamaño que el poeta, de igual calibre que tu.
Besos de poeta

AndreaQ dijo...

Busca un lugar donde te hagan un exorsismo , ya que un demonio razguña tu alma ......


salu2

dioshamuertoyyono dijo...

Rimbaud tenia que partir despues de estar en el infierno y ser iluminado.

FuriosaCanifru dijo...

¿Quién dijo que tener problemas existenciales se solucionan con exorcismos? ¿La miss mundo del año pasado? ¡Uf!