septiembre 28, 2005

Las palabras son mi vida.

Por eso no puedo parar de escribir, este blog es mi desahogo. Tengo una pila de cajas, cinta de embalaje, la casa patas pa'rriba, y no puedo ordenar. No logro moverme y hacer lo que tengo que hacer. Me duele la cabeza, el corazón y el alma. Pero quiero hacerlo, quiero empezar una nueva vida sola, me hace falta, pero de verdad que no sé por donde empezar... Sí, tengo pena y lloro harto, pero tengo que embalar, tengo que clasificar... puta que triste.
Esto es sólo un desahogo.
Ya volveré furiosa. Ahora soy TristezaCanifrú.

5 comentarios:

the drumer dijo...

creo que hay que rajarse llorando no mas, es sanador, cuando se te agoten las lagrimas volveras..furiosa.(mira quien habla...)

anna banana dijo...

Yo me he cambiado de casa o depto. varias veces con mi abuela y me gusta harto x q siempre hace bien un cambio, especialmente cuando un tiene penita le ayuda a mantenerse ocupada, te espera una nueva vida y te deseo lo mejor en ella :).

cuidese,
Salu2.

sasiulp dijo...

me cae bien de ti que recojas perros vagos (y perritas? yo tengo 2) ¿por qué tanta pena? Igual viene bien llorar y esperar paciente a que todo vuelva a su equilibrio.
saludos

Pablillous dijo...

yo no puedo con las mudanzas..
no te podria ayudar

pero te mando un besote ya?

ETERNO DESPISTE dijo...

llora, llora y sigue llorando, hasta que no te queden lágrimas, luego sigue llorando mientras ordenas y embalas y has de tu nuevo hogar el lugar más lindo y acogedor..suerte